15 feb. 2013

CRÓNICA DE UN PARTO ESPERADO E INESPERADO


Parece un título algo confuso, pero ha sido realmente así :-)

Ya hace dos meses... cómo pasa el tiempo.

Nosotros tenemos la gran suerte de vivir en un entorno de lo más natural, en plenos Pirineos. Es un paraje precioso, rodeados de naturaleza y animales, tanto de corral como silvestres... cosa que me encanta para el desarrollo y crianza de mis hijos (ahora ya puedo decirlo en plural, jejeje).

El problema de este tipo de sitios son las comunicaciones y servicios... no se puede tener todo. Si estuviésemos cerca de todo y con carreteras fantásticas, seguramente estaría superpoblada la zona y bastante más deteriorada.

La cuestión es que hemos pasado mi embarazo pensando en cómo organizarnos para el momento del parto, pues el hospital elegido (que no el que nos pertoca) está a una hora y media en coche desde casa con un puerto de montaña de por medio. La cosa no sería nada problemática si no fuese invierno y época de nieves y heladas. Y nuestra carretera desde el pueblo hasta la carretera comarcal tiene ya poco de carretera, pues el asfalto brilla por su ausencia y su mantenimiento es muy deficitario por parte del Consell Comarcal del Pallars Sobirà. Sólo os diré que el día que yo cumplía mi semana 40 de gestación nos despertamos con un palmo de nieve y la máquina quitanieves no pasó a limpiar la carretera hasta las 19:00 sabiendo que en el pueblo vive gente que necesita salir a trabajar a diario. En cambio en un pueblo vecino, en el que en invierno no vive nadie, pasó hasta dos veces a lo largo del día... en fín... tampoco sirve de nada reclamar, porque el comentario más escuchado es "cuando vinísteis a vivir aquí ya sabíais lo que había..." (comentario digno de abuelos pero no admisible viniendo de la administración)... sí claro, pero antes estaba el pueblo casi abandonado y ahora somos bastante gente joven que lo hemos repoblado... bueno, continuemos, que me caliento.

Estando así la cosa, decidimos hacer una mochila para nuestra última visita a monitores, por si acaso. 

Yo estaba a 1 día de cumplir mi semana 41 y fuimos a la visita de control prenatal. Hacía días que tenía contracciones, pero no eran dolorosas... contracciones clínicas les llaman, que son las contracciones como respuesta a los movimientos del bebé. Me examinaron y vieron que el cuello del útero le faltaba aún 1.5cm para acabarse de borrar y que pasaba como 3-4cm... sabiendo de nuestra situación y distancia nos propusieron darme "una ayuda" para acelerar la situación. Las ayudas en formato medicación nunca me han atraído, así que les dije que prefería esperar a que se me activase el parto de forma natural.

Decidimos hospedarnos cerca del hospital pues pensaba que me pondría de parto durante ese día o al siguiente... si no, igualmente volvíamos a tener control en 48h... y pasaron las 48h sin que ocurriese nada nuevo, así que fuimos de nuevo a la consulta. Casi no tuve ninguna contracción y volvieron a ofrecerme "ayuda"... mi chico empezaba a impacientarse, pero como es mi cuerpo, decidí esperar un poco más.

Como parecía que la cosa se había parado, nos planteamos regresar a casa, pero al final decidimos ir a casa de mi prima, que aunque vive a 1h del hospital, las carreteras estan muchísimo mejor (algo ganábamos). Pasamos allí el día, con amenaza de nieve o heladas... uff. Mientras cenábamos tuve alguna contracción, pero como hasta el momento siempre se me paraban al estirarme, me fui a dormir. En el momento de apagar las luces, que eran las 22:30, porque estaba muy cansada, noté en mi interior como si explotase un globo de agua. ¿Y sabéis que hice de manera automática? Saltar (literalmente) de la cama porque se la iba a dejar hecha un asco a mi prima... qué cosas tenemos a veces, jajaja. Me duché y nos fuimos hacia el hospital (23:00). Mi prima decidió acompañarnos para quedarse con Nur durante el parto, cosa que le agradezco muchísimo pues el peque se quedó muy tranquilo con ella. Menos mal que me puse de parto de noche, ya que de haber sido por la tarde, con todos los esquiadores saliendo de pistas, tal vez no hubiese llegado a tiempo al hospital (y tres meses antes unos amigos ya habían parido en el coche por no llegar). Recuerdo las constracciones que tuve durante el parto de Nur y no las pude soportar. En cambio, durante éste, tal vez por la tranquilidad que da un segundo embarazo y el conocimiento de todas las etapas, estaba mucho más relajada. En la furgo mi prima le iba explicando cuentos a Nur, yo disfrutaba de ello, me relajaba lo que podía, me reía incluso de alguna situación, como cuando nos pararon en la aduana y mi chico, en vez de decirle inmediatamente que íbamos de parto, se baja para abrir el portón, jajaja, cosas de los nervios supongo. Cuando salimos de casa ya tenía las contracciones cada 4 minutos... la cosa iba rápida.

Llegamos al hospital de La Seu d'Urgell sobre las 00:00. Me atendió la doctora que estaba de guardia y me preguntó cada cuánto tenía las contracciones... cada 2-3 minutos le dije... se fue corriendo a llamar a la comadrona pues no están las 24h en el hospital, sino que tienen que estar localizables y a menos de 15' de distancia. En mi interior me reía, pero porque ya estaba en el hospital, jejeje. ¡Qué alivio poderme quitar la ropa mojada!

Llegó la comadrona y me examinó. Aún no había acabado de borrar el cuello del útero. Si no hubiese roto aguas, me hubiesen dicho que no estaba de parto aún, pero dado el caso, me tuve que quedar. Me llevaron a la sala de monitores para comprobar que todo era correcto. Allí las contracciones ya no me dejaban reir, empezaron a ser muy dolorosas... supongo que lo agravó el hecho de haberme tumbado para la monitorización... qué se le va a hacer. Para mi primer hijo pedí la peridural pues no podía ni respirar durante las contracciones, y fueron muchas horas de dilatación. En este parto, acabé pidiéndola también cuando las contracciones me parecieron insoportables. Ya estaba como de 5-6cm. Entonces llamaron a la anestesista, que siendo las 00:45, pues tampoco estaba presente. Me llevaron a la sala de partos... uff, qué contracciones... llegamos y me sientan en la camilla para prepararme para cuando llegase la anestesista. Le dije que no podía estar así sentada, pero claro, para colocarla hay que estar así, con lo imcómodo y difícil que es cuando se tiene tremenda barriga y contracciones tan seguidas... empecé a tener ganas de empujar y se lo dije. Creo ya había llegado mi ginecóloga en ese momento. Me dijeron que me tumbase para mirar cómo estaba y ya vieron que la cosa era inminente. En ese momento asomó por la puerta la anestesista, que viendo el panorama, se volvió a ir, claro. Sólo tuve que empujar dos veces para que saliese la cabeza por completo. En ese momento me quedé agotada. Me pedían que volviese a empujar, pero les dije "ahora no tengo ganas"... sí, tal cual, jejeje... pero cuando volví a tenerlas, sólo hizo falta otro empujón para que naciese mi hija. (01:12) Qué sensación cuando acaba de salir, de vacío, te desaparece ese bulto que llevas por barriga y que va creciendo poco a poco durante meses... pero no importa, ya la tienes en brazos y no recuerdas los dolores del parto. Así como minutos antes te maldecías por no haber pedido la peridural antes, en ese momento eres la más feliz del mundo por tenerla contigo y haber comprobado que puedes parir sin ayudas ni anestesias, que nuestro cuerpo es perfecto para tal función y sólo hay que confiar en nosotras mismas y escucharnos.

Algunas amigas me han preguntado si los dolores del parto sin anestesia son soportables. Creo que hay una gran parte psicológica que nos bloquea y nos hace pensar que no podemos, pero siempre se ha podido parir y el cuerpo de la mujer está sobradamente preparado para ello. Pero cada una debemos decidir cómo queremos que sea nuestro parto y no voy a ser yo quien os aconseje sobre ello, pues yo he tenido dos y los dos diferentes. ¿Que si ahora mismo me volviese a quedar embarazada lo tendría sin anestesia? Es posible, pues mis expulsiones son bastante rápidas y el dolor se olvida en cuanto les ves la cara, pero si tuviese que ponerme de nuevo la peridural, tampoco sería un drama :-)

Me gustaría agradecer a todo el personal del Sant Hospital de La Seu por el trato recibido. Porque aunque insistían en ofrecerme "ayuda" para ponerme de parto (debido a la distancia de dónde vivimos y las condiciones climatológicas), siempre respetaron mi decisión de esperar incluso pasada la semana 41. Porque aunque durante el parto, había comadrona, ginecóloga y pediatra, sólo intervino la comadrona, cosa que agradezco enormemente. Porque una vez en la habitación hicieron todo lo posible para que tanto mi pareja como mi hijo estuviesen cómodos durante nuestra estancia.

Muchas gracias Rosa (comadrona) por asistirme y darme confianza. Muchas gracias Carme (ginecóloga) por intervenir lo mínimo y por esa sonrisa que te veía al final de la camilla. Y muchas gracias al resto del personal por el trato recibido, tanto comadronas antes, durante y después del parto, ginecólogas, enfermeras, pediatras, auxiliares y personal de limpieza... habéis hecho que me sienta muy a gusto en un momento tan especial para toda la familia.

44 comentarios:

  1. Quina història tant maca...

    Jo coincideixo amb tu que el segon part es millor, estàs més tranquila, tot va més dapressa i ets més conscient de cada pas. Jo el vaig dusfrutar molt. Em van enviar a esmorzar i quasi tinc el nen a la cafeteria ;) Només una estudiant de llevadora súper dolça, el meu marit i jo amb una habitació amb finestra des d'on veia els ocellets. La Maternitat de Barcelona també és un lloc molt recomanable per tenir-hi els fills.
    M

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El meu primer part va ser assistit també per una llevadora novella molt dolça i amb vistes a un parc... a Sabadell... i també el vaig gaudir molt pel fet de no tenir dolors, jejeje

      Eliminar
  2. Te puedo decir me has puesto el vello de punta con tu relato. Mis partos han sido los momentos más emocionantes de mi vida. Y eso que han sido un poco tremendos los dos. Aún así volvería a vivirlos.
    Aunque vivo en una pequeña ciudad a dos minutos de el materno infantil, del primer parto no me moví de casa hasta que tuve 3 cms de dilatación (muy sufrida yo jiji). Y después de 36 hrs de parto sin epidural( la rechace varias veces), y con 10 cms de dilatación , tuvieron que hacerme cesárea de urgencia por sufrimiento fetal.
    Afortunadamente mi hijo nació sano, con 4k y 55 cms ;-).
    De mi hija, hace casi 3 años ya, intenté hasta el último momento un parto natural, opiniendomé al criterio medico de cesàrea programada. Otra vez con dilatación completa, acabó el cesàrea, porque se me rompió el útero 5cms por la cesàrea anterior..
    Si tuviera que parir otra vez, de nuevo intentaria parto natural.
    Si mi abuela tuvo once, no será tan inviable no???? Jejeje.
    Isabel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque te hicieron cesarea nadie puede decir que no te pusiste de parto. Qué lástima que después de toda la dilatación no pudiesen salir por su canal natural, pero lo importante es que naciesen sanos y que tú estuvieses bien.

      Eliminar
  3. Que valiente!!
    Anda que tu chico, bajarse en la aduana para enseñar el maletero, si te descuidas tu niña te nace en otro pais.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos lo estuvimos planteando, pero no había ninguna ventaja para ello, jejeje

      Eliminar
  4. Que bonic !!!!! em fas venir ganes de parir però el meu home no es deixa convèncer per anar per el tercer.... seguirem insistint ;-P

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado leer tus aventuras del frío invierno en el pirineo, me imagino los nervios previos... ¡pero también el disfrute al tenerla en brazos!

    ResponderEliminar
  6. yo también tuve a Hugo con epidural y a Darío sin nada... estuve en casa tranquila, llegué al hospital sobre las 9:oo y nacío a las 9:50... no es fácil recomendar nada, pero yo, viendo lo bien que se me da parir, si algún día tuviese el tercero no me plantearía anestesia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que tampoco me la plantearía... sobretodo si, como dicen, cada parto es más rápido que el anterior. Eso sí, viviría al lado del hospital, jeje

      Eliminar
  7. Que hermosura!!! Gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
  8. Com m'agraden els relats de part. Són tan emocionants.
    Esper que el meu sigui així de ràpid i intens.
    Gràcies per compartir-ho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Segur que t'anirà tot genial. Ja ens aniràs informant

      Eliminar
  9. Precisamente hoy hablaba de una amiga sobre el parto natural. Yo tuve a Unai con parto natural y me preguntab.a si duelen las contracciones, si no, si podemos tenerlos sin ayuda... Sin duda es lo que tu dices, nuestro cuerpo está preparado para ello pero todas las opciones son respetables. Felicidades por un parto tan bonito y por la peque.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre había deseado un parto natural, pero reconozco que me asusta un poco el dolor. Ahora que lo he pasado, repetiría seguramente.

      Eliminar
  10. qué emocionante leer tu relato!! algo tienen los relatos de parto, que todos son tan emotivos... ¿será porque nace una persona?

    ResponderEliminar
  11. Me chiflan los relatos de parto, menudos días nos diste pensando en como harias con las nevadas y mira que bien salio todo. No sabia lo de la aduana, que gracia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantó compartir con vosotras esos días previos

      Eliminar
  12. Que bonito! Yo he tenido muy buens embarazos y,muy buenos partos. Ambos cn epidural pero en el primero no me hizo efecto,y en el segundo demasiado y mens mal xq ni leoncito peso 4,530kg!!
    2meses!!! Q pasada!!!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan los niños grandes, que enseguida se enganchan al pecho y con qué fuerza, jejje

      Eliminar
  13. Quina història més guapa!!! Enhorabona.

    ResponderEliminar
  14. Qué emocionante! Yo tb he tenido Dos hijas, con partos muy distintos y desde luego q el dolor se pasa y compensa con lo q viene después, lo mejor q me ha pasado nunca.... y no me importaría en absoluto repetir.
    Respecto a la epidural, en el primer parto iba con la idea de no ponerme la pero fue muy largo y la contracciones muy dolorosas, acabé pidiéndola y no veas qué bien me vino. En el segundo ya iba con la idea de que tenía q ser con epidural, y así fue, pero creo q podía haber pasado son ella. Si tuviese otro ya se vería..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasó igual en mi primer parto. Pensé aguantar todo lo que pudiese, pero después de toda la noche sin dormir, a las 15:00 la pedí... y me eché una siesta y todo, jajaja. Y como pude descansar y no dolía, disfruté muchísimo... incluso me dejaron que lo acabase de sacar yo misma... fantástico

      Eliminar
  15. Qué historia! Para leer al calor de la chimenea!

    ResponderEliminar
  16. Lo has contado de forma muy emotiva!!!Quiero decirte que mis partos me han marcado recuerdo los dos a la perfección y hablo de ellos a mis hijos constantemente, les recuerdo su venida a este mundo y es una forma de revivir aquellos momentos, y leyéndote y leyendo los comentarios de las demás compis, veo que es un sentimiento común a todas las mamás, es un momento mágico casi inexplicable y la forma, el cómo el cuándo, el dolor pasa a un segundo plano, cuando los ponen en tus brazos y ves sus caritas....Por cierto...mi hermano mayor vivió en la Seu durante 2 años, así que estuve por allí en vacaciones en un par de ocasiones y varias semanas...al final el mundo es un pañuelo...

    ResponderEliminar
  17. Felicidades!!! Me alegro de que llegaráis, que sé que te preocupaba! Y me alegro por ese parto natural! Y claro que es soportable el dolor, aunque yo gritaba: me cago en la putaaaaaaaa!!! Jajajaja!! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo eso no lo gritaba, pero algún "no puedo más" sí que salió de mi boca, jejeje.

      Eliminar
  18. que ben explicat i quantes emocions! jo encara m'emociono quan penso en el part, ara farà 6 mesos. Vaig preparar-me per fer un part natural, però vaig trencar aigües i em van ingressar i amb la història d'estar pendent de què passava al meu cos (coses de "novata") no vaig descansar gens, així que després de quasi 24h sense dormir vaig demanar la peridural i vaig poder descansar, tres hores després el petit havia nascut i això que ens havien donat unes 8h encara! suposo que un cop em vaig relaxar tot va fluir millot. Crec que vaig fer bé, l'experiència de part va ser molt bona i això era el més important per nosaltres.
    Enhorabona pels teus nens!

    ResponderEliminar
  19. Quina historia mes maca! Donen ganes d'anar a pel tercer! Com m'alegren el dia les histories de part respectat! ;-)

    ResponderEliminar
  20. Que bonito.... gracias por compartirlo con nosotras. Me he emocionado al leerlo, supongo que es normal. Cuando nació mi hija y me la puse encima, le pregunté a la matrona: ¿te acostumbras a esto? su respuesta rotunda: no.

    Dices que te asusta el dolor. Yo parí en casa y sin embargo me asusta colgar el relato en internet. Así que ya ves, cada cual con sus miedos, yo a estas alturas creo que es mejor hacerse amiga de ellos que huir.

    Felicidades jefa! muxu bat.

    ResponderEliminar
  21. ostres! és tota una història!!! m'ha encantat llegir-la. Jo tampoc vaig arribar a temps per a l'epidural en el segon part, i la veritsat és que no em sap greu. Em va permetre adonar-me de l'"animal" que duim a dins. Vaig descobrir una part de mi que desconeixia.
    Me n'alegro que al final tot anés bé!! i enhorabona!!!!

    ResponderEliminar
  22. Ha sido genial leer tu historia, enhorabuena! Y después de leer los comentarios anteriores, yo debo ser rara, será mi segundo parto y tengo un miedo increible, muchísimo más que la primera vez, y eso que no fué un parto malo. Llegué al hospital y en 3,5h tenía a mi hijo en brazos, con epidural, pero los recuerdos de las contracciones no me los quito de la cabeza :$

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú tranquila, que seguramente las contracciones de tu segundo aprto las podrás soportar muchísimo mejor. Como me dijo una vez una buena amiga, cada vez que tengas una, tú piensa "una menos"... y sí que funciona, sí, jejeje. Y si siguen siendo insoportables, para eso está la peridural, que tampoco hay que ser unas mártires ;-)

      Eliminar
  23. Me ha encantado leer tu historia, me encanta leer sobre partos, y ni te cuento verlos!!! Tengo dos nenes y con el primero rompí aguas y hice exactamente como tú!!! Qué gracia me ha hecho recordar aquel salto, con el dolor que tenía!! Yo a la ducha y mi marido todo loco!!!! Vámonos!!!! Jeje

    ResponderEliminar
  24. Yo también acabo de tener al segundo, 4 meses, y aunque sí he tenido epidural, ha sido parto vaginal, que el anterior tuvo que ser cesárea. Me parece que los relatos sobre partos son tan personales que siempre merece la pena leerlos, incluso la peor escritora al contar esa experiencia hace emocionar al lector (lo de peor no lo digo por tí, jaja). Enhorabuena. Y por cierto, para la semana del bebé, pido encarecidamente cosas para bebé niÑOOOOO, que toda la red está llena de vestidos y lazos!!!!

    ResponderEliminar
  25. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  26. Felicidades! que os disfrutéis mucho. Mi segundo parto fue natural y es toda una experiencia preciosa. Beoss

    ResponderEliminar
  27. Enhorabuena!! Vaya aventura, para llegar al hospital. Lo del parto es muy personal y sobre todo se tiene que unir el querer y el poder…. Me alegro de que haya salido todo fenomenal y disfruta muchísimo de tu peque.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Enhorabuena.una mujer muy valiente.
    un beso desde las canarias.

    ResponderEliminar
  29. Cómo me gusta leer historias de partos... Me alegro que todo saliera bien.

    ResponderEliminar
  30. buffff, te admiro. A mi me toca en 3 meses y de pensar lo que sufrí en el primero creo que no podré....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no lo pienses, porque salir va a salir... y los segundo partos suelen ser mejores y más rápidos

      Eliminar
  31. Me ha encantado leerte. Muchas gracias por compartirlo. Me encanta leer las experiencias sobre partos... me gusta y las leo con un poquito de "envidia". Yo no tuve parto, mi gine programó una cesarea, y es algo que tengo la sensación que me "quitaron", me hubiera encantado sentir lo que cuentas. Un abrazo y enhorabuena!

    ResponderEliminar

Puedes decir algo... si te apetece... pero si lo que quieres es hacerte publicidad, mejor no lo hagas, jejeje

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...